El verano llega a su fin y da paso al momento más importante en la elaboración del vino: la vendimia.

A las lluvias de principios de mes le han seguido días despejados y calurosos, propicios para que la maduración continúe hasta finales de septiembre y principios de octubre y comenzar así con la vendimia de la DO Tierra de León. Es la maduración de la uva la que determina el momento óptimo del inicio de ésta.

A pesar de que este año llega con retraso, confiamos en que no impedirá que la añada 2018 nos deje un Prieto Picudo y un Albarín mejores aún que los del 17.  Cada paso es importante en este laborioso proceso, donde viticultores y enólogos ponen sobre la mesa su trabajo e ilusión con el fin de elaborar vinos que consigan dejar a todos un buen sabor de boca.

Es el momento de recoger el esfuerzo, mimo y dedicación puestos en nuestros viñedos durante todo el año y convertirlo en buen vino. ¡Mucha suerte y buen trabajo! 💜🍇💜

Denominación de Origen Tierra de León